Ing. Concepción Mendizábal Mendoza

Compartir:

Por Miguel Salinas Chávez y Graciela Cruz Hernández.

Primera ingeniera civil mexicana

Nació el 4 de marzo de 1893 en la Ciudad de México. Fue hija de Joaquín Mendizábal y Tamborrel (1852-1926), egresado también de la Escuela Nacional de Ingeniería que contó con una interesante trayectoria y que por su destacada labor llegó a ocupar entre otros cargos el de segundo astrónomo en el Observatorio Nacional de Tacubaya.

Admiradora de la labor de su padre, Concepción quiso seguir la profesión de su progenitor y trabajaría arduamente hasta conquistar su objetivo.

En la Facultad de Ingeniería desde 1792 y hasta 1909 no existen registros de que ninguna mujer haya cursado estudios en ingeniería. Para 1921 se tiene registro de tres mujeres estudiantes de ingeniería, pero sin embargo, nueve años más tarde el 11 de febrero de 1930 la primera en recibir el título de ingeniería civil fue Concepción Mendizábal, al sustentar el examen profesional con la tesis: Proyecto de una torre elevada de concreto armado para 300 m3 de agua, de 20 metros de alto con un mirador en la parte superior; desarrollando los principales detalles de la construcción.

Concepción Mendizábal como alumna, destacó por su capacidad e inteligencia para abordar los difíciles cursos de Ingeniería Civil concluyéndolos sin fracaso alguno.

Concepción se inició en la carrera Ingeniero Topógrafo la cual terminó sin dificultad, y antes de preparar el examen profesional se inscribió en los cursos de Ingeniería Civil para obtener el título respectivo, que era uno de los más ambicionados en la Escuela Nacional de Ingeniería.

Su paso por la ENI no fue fácil pues al cursar el tercer año, tuvo que afrontar la penosa y larga enfermedad de su padre y luego su muerte.

Incluso la Revista Ingeniería consignó este hecho:

“La muerte del señor Mendizábal y Tamborrel ocurrió casi a fines del año escolar, y no obstante la rudeza de un golpe de esta magnitud, sobre todo para la constitución delicada de una mujer, después de la dolorosa ausencia de unos cuantos días de duelo, volvió la señorita Mendizábal a reanudar sus labores. Y ni el año ya tan avanzado, ni su pena tan intensa, ni las muchas dificultades que tenía que vencer para salir avante la hicieron flaquear lo más mínimo. Dicen que el dolor es un acicate que nos impele al triunfo y así debió ser para la señorita Mendizábal, pues ese año no sólo completó su curso regular de tercer año, sino que se examinó en varias materias del cuarto año habiendo pasado en total 10 asignaturas, algunas de ellas bastante pesadas”.

El 11 de febrero de 1930 fue examinada por un jurado compuesto por brillantes profesores e ingenieros.

La Revista de Ingeniería publicó sobre este examen lo siguiente:

 “Bien sabido es que en nuestro medio la intervención de la mujer en aquellos campos profesionales que parecen ser exclusivamente del dominio del hombre es una labor ardua y desesperante para ella; sin embargo, en nuestras facultades se han graduado algunas mujeres y no es una novedad el saber que existen doctores o abogados mujeres. Más la carrera de Ingeniero había quedado fuera de las aspiraciones de los anhelos femeniles. Lo rígido de las materias que constituyen su enseñanza, lo inapropiado para la mujer de abordar muchos de los trabajos que constituyen la actividad del ingeniero, etcétera; sin duda que hacen en gran parte inaccesible para la mujer esta difícil y noble profesión; por esto resalta la actitud, constancia y decidida voluntad de la Srta. Mendizábal en iniciar, continuar y lograr con éxito su carrera”.

Para poder titularse, Concepción Mendizábal tuvo que entregar una Memoria de las Prácticas que realizó como estudiante de la Escuela Nacional de Ingeniería. Antes de la reforma académica que se dio en la Universidad al conseguir su autonomía (1929), era requisito para la titulación entregar dichas memorias a la par del trabajo de tesis. En su caso particular hizo prácticas de materiales que realizó en el Laboratorio de Ensayes de Materiales de la Escuela y en el de la Comisión Nacional de Caminos. Estas Memorias se guardan en el Acervo Histórico del Palacio de Minería.

Concepción, destacó como Protosecretaria de la Sociedad Científica Antonio Alzate de la que su padre fue uno de los fundadores; en 1934 fue coautora del índice general por autores y materias de los tomos 1 al 52 (1887-1931) de las Memorias y Revista de la Sociedad Científica Antonio Alzate junto con Rafael Aguilar y Santillán, socio fundador y secretario perpetuo de la sociedad.

Después de que se titulara Concepción como ingeniera, pasaron casi ocho años para que se recibiera otra mujer como ingeniera: Laura Cuevas Bulnes el 31 de enero de 1938

Concepción Mendizábal murió el 23 de noviembre de 1985.

Fuentes:

Sobre el autor:

Website | + posts

Nació en la Ciudad de México En 1975.

Analista político desde hace más de 23 años, ha dado asesorías estratégicas a la iniciativa privada, a las fuerzas armadas, partidos políticos, a la Iglesia y a representaciones diplomáticas.

Ha impartido cursos de religión, historia, apreciación e historia del arte, geoestratégia y política, crecimiento personal y espiritual, entre otros temas en diversas ciudades de México.

Ha escrito más de 400 artículos sobre una amplia gama de temas como: historia, economía, política, defensa de la vida, escatología, religión, arte, ciencia, tecnología, nuevo orden mundial y revisionismo entre otros temas que han sido publicados en revistas y sitios de internet de México y otros países de habla hispana de América y Europa.

Fundó hace cinco años el Boletín de Información e Inteligencia Estratégica (BIIE) que es una publicación internacional calificada como uno de los mejores y más especializados medios de inteligencia, que se publica quincenalmente, y además produce videos de conferencias, entrevistas e informes especiales con sus corresponsales de diversas partes del mundo.

Participó como ponente junto con expertos de todo el mundo en el primer Congreso Internacional Identitario en mayo de 2015 en Guadalajara, Jalisco, México.

En febrero de 2016 publicó su primer libro Iglesia Perseguida Iglesia Verdadera que fue prologado por el Doctor en Teología y Doctor en Humanidades José Alberto Villasana.

Por invitación e iniciativa de Esteban Arce, uno de los comunicadores más importantes e influyentes de México, Miguel Salinas Chávez fundó en marzo de 2017 Orgullo e Identidad Nacional Mexicana (OEINM) que es una productora de contenidos audiovisuales para crear material identitario nacionalista de México, el cual originalmente se difundió a través de los medios de comunicación abierta más importantes de México como son Televisa y Grupo Imagen, en los espacios informativos que conduce Esteban Arce y ahora además, ese contenido se difunde en su propia página web, su canal de YouTube, y ampliamente en las redes sociales con la intención de despertar y exaltar el orgullo por la identidad nacional.

Es colaborador del periódico español Gaceta.es que es uno de los más influyentes de aquél país.

Es el representante en México de Infovaticana que es uno de los sitios web más seguidos e influyentes a nivel mundial sobre temas relacionados con la Iglesia Católica.

Conduce el programa México para Iberoamérica del canal de TV argentino TLV1.

Es colaborador y el representante en México del Consorcio de Medios español Grupo Intereconomía.

Es el representante en México del canal de tv colombiano Tele Amiga.

Compartir:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!