Miguel Bernal Jiménez

Compartir:

Por Miguel Salinas Chávez y Graciela Cruz Hernández.

Músico y compositor

Este gran músico y compositor mexicano nació el 16 de febrero de 1910 en Morelia, Michoacán. Su primera actividad musical la realizó a los siete años de edad como niño del coro, cuando estaba estudiando en el Colegio de Infantes de la Catedral de Morelia. En 1920 ingresó en el Orfeón Pío X, llamado más tarde Escuela Superior de Música Sagrada.

En 1923 ingresó en el Seminario Tridentino de Morelia. Su espíritu religioso le hizo pensar en hacerse sacerdote pero finalmente ganó su vocación musical, retornando al siguiente año a la Escuela Superior de Música Sagrada, obteniendo en 1927 la Licenciatura Gregoriana.

Durante la presidencia de Plutarco Elías Calles, la relación con la Iglesia empeoró especialmente al redactar la Ley Calles en 1926, destinada a limitar las manifestaciones religiosas. Empezó entonces la guerra cristera. Durante esta guerra el Estado de Michoacán reunió a más de 12,000 combatientes, Bernal estaba estudiando música religiosa en Morelia, entonces sus maestros Felipe Aguilera Ruíz e Ignacio Mier Arriaga lo recomendaron al Instituto Pontificio de Música Sagrada de Roma, logrando su admisión en 1928 gracias al Canónigo José María Villaseñor que aportaría los necesarios recursos económicos.

Bernal embarcó en el puerto de Veracruz llegando a Cuba el 16 de julio de 1928, de ahí a España al puerto de Bilbao y en tren viaja a Roma llegando el 3 de agosto de 1928.

Se instaló en casa de los Hermanos Josefinos, congregación religiosa mexicana, pensaba y se comportaba casi como un fraile. Las costumbres seglares de los italianos la mayor de las veces inmorales le escandalizaban.

Empezó el curso en la Pontificia Scuola Superiore di Musica Sacra el 8 de noviembre de 1928. El 30 de junio de 1929 obtiene el Diploma di Licenza in Canto Gregoriano.

Mientras en México se ponía fin al conflicto religioso el 21 de junio de 1929, firmándose una conciliación entre el Estado y la Iglesia.

Bernal continuó sus estudios superiores, realizando con gran éxito en diciembre de 1932 los exámenes de órgano y canto gregoriano. Terminó su tesis recibiendo el 21 de febrero de 1933 los grados de Doctor en Canto Gregoriano, composición sacra y concertista de órgano. Antes de su regreso a México realizó una visita a la abadía de Solesmes en Francia, cuna de la restauración del canto gregoriano.

En 1933 regresó a México siendo nombrado organista de la Catedral de Morelia y profesor de la Escuela Superior de Música Sagrada de dicha ciudad, siendo su director artístico durante veinte años.

Una de sus primeras obras más notables es el «Cuarteto Virreinal» compuesto en 1937 en el cual incorpora melodías populares mexicanas, en un estilo propio de la época colonial novohispana de finales del siglo XVIII.

En 1937 fundó la Sociedad Amigos de la Música, con la finalidad de organizar conciertos, destacando la presentación de obras recuperadas de la música de la época de la Nueva España.

En 1921 el Orfeón Pio X se convirtió en Escuela Oficial de Música Sagrada del Arzobispado de Michoacán, que entre 1930 y 1934 se estableció en el edificio de las Rosas. En 1938 bajo la dirección de Bernal se convierte en la Escuela Superior de Música Sagrada.

La suite sinfónica «Michoacán» compuesta en 1940 es su primera obra sinfónica importante De corte nacionalista usa diversas melodías folclóricas de su tierra.

El 4 de enero de 1940 a los 29 años se casa con María Cristina Macouzet Muñoz de 17 años. La boda religiosa tiene lugar en la Catedral de Morelia el día 6 de enero.

Entre 1938 y 1945 estudia el archivo musical del Colegio de Santa Rosa de Santa María de Valladolid, un estudio musicológico de la historia de la música colonial. Dirigió además la revista de cultura sacro-musical Schola Cantorum, en la cual publicó varias de sus obras, escribiendo numerosos artículos.

El 25 de noviembre de 1940 nació su primogénito Miguel. En ese tiempo Bernal se encontraba componiendo la ópera o como él la llamaba el drama sinfónico «Tata Vasco». La obra se estrenó el 15 de febrero de 1941 en la iglesia de San Francisco de Pátzcuaro,  Michoacán y en el mes de mayo de 1943 se volvió a representar en el Teatro Degollado de Guadalajara, Jalisco. Obra fue compuesta para la celebración del 400 aniversario de la llegada del obispo Vasco de Quiroga, uno de los padres de la Iglesia Mexicana. En la partitura se encuentran las conocidas danzas tarascas. La obra produjo cierta polémica por la rivalidad aún existente entre la Iglesia y el Estado, razón por la que no pudo representarse en el Palacio de Bellas Artes.

En 1941 compone inspirado en su ciudad natal el poema sinfónico «Noche en Morelia». Se estrenó en el Palacio de Bellas Artes interpretado por la Orquesta Sinfónica de México dirigida por Carlos Chávez. También compone misas como «Misa Aeternae Trinitatis» de 1941. Como organista escribe diversas obras para este instrumento, como la «Sonata de Iglesia» compuesta en 1942 o la «Sonata de Navidad» del mismo año.

En cuanto al cine realizó la banda sonora de «Historia de un gran amor» en 1942, protagonizada por Jorge Negrete. Participó en otras cuatro películas, siendo su preferida «La Virgen que forjó una patria» también de 1942, en la que se unían sus más intensos sentimientos, la Virgen y la Patria.

«Ángelus» es en su origen una obra para órgano compuesta en 1943 e integrada en un álbum de piezas para órgano compuestas en 1948 con el nombre de «Catedral». Fue orquestado por el propio compositor en 1955, al parecer dentro de un proyecto para orquestar toda la serie, lo cual no fue posible debido a su prematura muerte.

Bernal organizó en 1944 el Coro de los Niños Cantores de Morelia, convirtiéndose en su director. Bernal Jiménez fundó junto con un grupo de intelectuales morelianos en 1945 el Conservatorio de las Rosas y fue nombrado su director

Durante su viaje a Europa entre 1947 y 1948, Bernal visitó el Instituto de los Niños Cantores de Viena, conociendo a su director Romano Picutti quien se trasladó a México para impartir un curso de canto en varias escuelas de música sacra.

En septiembre de 1949 Picutti llegó a Morelia donde asumió hasta su muerte en 1956 la dirección del coro de los Niños Cantores de Morelia.

Bernal realizó una serie de recitales como organista en Estados Unidos y Canadá entre 1945 y 1946. En New Orleans se hospeda en una casa de los jesuitas próxima a la Universidad de Loyola. Durante este viaje Bernal cambió sus ideas preconcebidas sobre la moralidad de la sociedad estadounidense. Bernal se dio cuenta de que la juventud norteamericana no era tan  insana como se creía, como escribe en una carta a su mujer el 2 de diciembre de 1945, debido a ese continuo trato entre ellos y ellas que, desde la niñez, hace que se vean como camaradas. En aquella época el clero no veía de buen grado la educación mixta.

Durante este viaje Bernal buscó el modo de incrementar su sueldo, que debido a su familia cada vez más numerosa no le era suficiente. En New Orleans, ingresa en el Colegio de Música de la Universidad de Loyola.

La “Sinfonía Poema México” fue terminada en 1946 por encargo de Alejandro Quijano, presidente de la Orquesta Sinfónica de México y de su director artístico Carlos Chávez, para estimular la producción de nuevas obras sinfónicas. Una petición que había sido realizada en 1944. Se estrenó el 30 de agosto de 1946, interpretada por la Orquesta Sinfónica de México bajo la dirección de Carlos Chávez. La presentación fue bastante desastrosa al no haber ensayado la partitura, pues Chávez no profesaba una buena amistad con el compositor.

Esta obra de carácter nacionalista le valió el reconocimiento del compositor español Joaquín Turina al ser presentada en Madrid en 1947.

Su primer movimiento lleva por título Tenochtitlan y está escrito en forma sonata, el segundo movimiento se titula Aquella vieja España y el tercer movimiento lleva el título Mestizaje. Basado en ritmos folclóricos mexicanos criollos o sea de los descendientes hispánicos nacidos en México, escrito en un lenguaje básicamente clásico. El último movimiento, se titula Oración o Liturgia por la Patria.

Según las notas del compositor: Alegría transida de tristeza, tristeza en trance de alegría, maridaje fecundo de dos razas que convergen en una encrucijada providencial. Nacimiento de lo que suena a «mexicano».

Invitado por el Instituto de Cultura Hispánica, que celebraba el cuarto centenario de la muerte de Hernán Cortés, Bernal realiza un viaje a España para montar su ópera «Tata Vasco» en Madrid y presentar un concierto de música mexicana.

El 26 de agosto de 1947 nació su quinto hijo, Juan Sebastián,  el compositor decidió viajar junto a su mujer María Cristina apodada cariñosamente como Kitty.

Su primer concierto en Madrid, tuvo lugar el 23 de noviembre de 1947 en el Teatro María Guerrero, donde presentó la «Sinfonía Poema México», interpretada por la Orquesta Nacional de España dirigida por el propio compositor.

El estreno de su ópera «Tata Vasco» en Madrid fue el 20 de febrero de 1948 en el Teatro Madrid, dirigiendo la Orquesta Nacional, solistas, coros y ballet.

Durante su viaje a Europa, visitó instituciones dedicadas a la música religiosa. En España visita entre otras: Sevilla, Vitoria, Barcelona y el Monasterio de Montserrat, escuchando a su célebre Escolanía. Luego recorre Francia, Bélgica, Holanda, Suiza e Italia, regresando a la Pontificia Scuola Superiore di Musica Sacra, recordando sus tiempos de juventud. Su estancia en Roma terminó con una audiencia con el Papa Pío XII.

Durante su viaje por Europa, Bernal había realizado una serie de apuntes para nuevas obras como «Tres cartas de México» compuesta en 1949. Una suite sinfónica en la cual recuerda con nostalgia su tierra mexicana con un colorido nacionalista. La obra se presentó a un concurso de composición organizado por el Comité Pro Centenario Chopin, ganando el primer premio.

La obra más conocida de Bernal es el «Concertino para órgano y orquesta» (Retablo Medieval) compuesto en 1949, en el cual se manifiesta su amor por el barroco y el clasicismo europeo. Para su instrumento favorito compone «Catedral», un álbum formado por 24 piezas para órgano.

Entre 1950 y 1951 Bernal compone el ballet «El Chueco», basado en los sentimientos de un niño paralítico frente al mundo que lo rodea, el ballet se caracteriza por sus temas populares sobre un fondo de carácter religioso. Se estrenó en el Palacio de Bellas Artes el 1 de diciembre de 1951.

En 1952 Bernal redacta el proyecto del Festival de Música de Morelia. Pero este proyecto no se podrá llevar a la práctica hasta el año 1989. Celebrado en el mes de noviembre lleva el nombre oficial de Festival Internacional de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez, en memoria del compositor.

La  “Sinfonía Hidalgo” homenaje a Miguel Hidalgo y Costilla fue compuesta en 1953. Encargada por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, fue estrenada el 30 de julio de 1953 interpretada por la Orquesta Sinfónica Nacional y coros dirigidos por el propio compositor en el Teatro Ocampo de Morelia.

Se grabó en 1989 interpretada por la orquesta del Festival de Morelia y coros dirigidos por Fernando Lozano. Una composición que se encontraba en la programación del Primer Festival Internacional de Música de Morelia.

Bernal también compone obras para el piano como «Carteles», una suite compuesta en 1952 que incorpora música popular e indígena o «Antigua Valladolid» de 1953, dedicada a su ciudad natal (Hoy Morelia) y basada en la música barroca de la época virreinal.

Bernal Jiménez, con una familia numerosa, tiene dificultades económicas para mantenerla, y necesitando tiempo para la composición. No encontrando solución en México, optó por emigrar a los Estados Unidos.

Recibe una buena oferta de la Universidad de Loyola en New Orleans, donde llega el 3 de octubre de 1953. Su primer trabajo era la dirección del coro de la catedral de San Luis. Había viajado con su esposa Kitty y sus cuatro hijas, dejando a Miguel y Jaime internos en la Escuela Apostólica de Guadalajara, mientras que Juan y Eugenio se habían quedado en la casa de los padres de Kitty.

En el mes de marzo de 1953 Bernal es nombrado Dean of the College of Music de la Universidad de Loyola en New Orleans, posición que mantuvo hasta su muerte. Visitó  Rio de Janeiro el mes de mayo de 1954, para formar parte de un jurado que elegiría el himno para un Congreso Eucarístico Internacional en Brasil.

En vacaciones la familia regresaba a México. En el mes de julio de 1956 viajó a Chihuahua, donde dirigió su ballet «Los tres galanes de Juana». De allí se dirigió a León, Guanajuato para dar un curso de verano en la Escuela de Música Sagrada. Mientras, su esposa Kitty se encontraba en Morelia esperando su undécimo hijo.

El 26 de julio de 1956, en León, Guanajuato, a la edad de 46 años Bernal murió a causa de un infarto de miocardio, mientras estaba componiendo la cantata «El himno de los bosques» que quedó inacabada. Su catálogo de composiciones cuenta con 251 registros sacros y profanos, dramas sinfónicos, música teatral, sonatas, sinfonías, himnos y sus muy recordados y bellos villancicos entre los más famosos “Por el valle de rosas y Alegres pastorcillos”. Encabezó el nacionalismo sacro, además de escribir también obras dentro de la estética nacionalista laica. Su vida transcurrió en un ambiente de conflicto religioso por ser un católico activo, sin pertenecer al nacionalismo oficial. Su estilo conservador lo apartó del compositor Carlos Chávez, introductor de las corrientes modernistas europeas en México, que lo consideraba despectivamente como un cristero, recordando la famosa guerra.

Tuvo diez hijos vivos en el momento de su muerte, de mayor a menor, Miguel, Jaime, María Cristina, Juan Sebastián, Eugenio, Claudia Margarita, Verónica, Teresita, Francisco y el nacido después de su muerte Cristián.

Su hijo Eugenio, dice refiriéndose a su padre: él escribió la música que quería, vivió la vida como la sentía.

El primogénito, Ingeniero de profesión, Miguel Bernal Macouzet (1940-2011) fue el creador del Festival Internacional de Música de Morelia. Igual que su padre murió de un paro cardiorrespiratorio.

La nieta del compositor, Verónica Bernal Vargas, estuvo trece años como directora del Festival de Morelia. Este festival se ha convertido en el mejor Festival de Música de Concierto de México. En el mes de abril de 2014 se creó la Orquesta y Coro de la Transformación Miguel Bernal Jiménez, compuestos por niños michoacanos, el objetivo: la integración social, proporcionando recursos y enseñanza gratuita, intentando mejorar la calidad de vida de las familias necesitadas.

Miguel Bernal Jiménez tiene el mérito de haber iniciado el rescate musicológico del acervo musical novohispano. En tres ocasiones recibió el Premio Pontificio, la condecoración Generalísimo Morelos y el año de su muerte se le dio el título de Hijo Predilecto de Michoacán.

Viva en nosotros la memoria de este gran compositor mexicano, gran orgullo de Nuestra Identidad Nacional Mexicana.

Sobre el autor:

Website | + posts

Nació en la Ciudad de México En 1975.

Analista político desde hace más de 23 años, ha dado asesorías estratégicas a la iniciativa privada, a las fuerzas armadas, partidos políticos, a la Iglesia y a representaciones diplomáticas.

Ha impartido cursos de religión, historia, apreciación e historia del arte, geoestratégia y política, crecimiento personal y espiritual, entre otros temas en diversas ciudades de México.

Ha escrito más de 400 artículos sobre una amplia gama de temas como: historia, economía, política, defensa de la vida, escatología, religión, arte, ciencia, tecnología, nuevo orden mundial y revisionismo entre otros temas que han sido publicados en revistas y sitios de internet de México y otros países de habla hispana de América y Europa.

Fundó hace cinco años el Boletín de Información e Inteligencia Estratégica (BIIE) que es una publicación internacional calificada como uno de los mejores y más especializados medios de inteligencia, que se publica quincenalmente, y además produce videos de conferencias, entrevistas e informes especiales con sus corresponsales de diversas partes del mundo.

Participó como ponente junto con expertos de todo el mundo en el primer Congreso Internacional Identitario en mayo de 2015 en Guadalajara, Jalisco, México.

En febrero de 2016 publicó su primer libro Iglesia Perseguida Iglesia Verdadera que fue prologado por el Doctor en Teología y Doctor en Humanidades José Alberto Villasana.

Por invitación e iniciativa de Esteban Arce, uno de los comunicadores más importantes e influyentes de México, Miguel Salinas Chávez fundó en marzo de 2017 Orgullo e Identidad Nacional Mexicana (OEINM) que es una productora de contenidos audiovisuales para crear material identitario nacionalista de México, el cual originalmente se difundió a través de los medios de comunicación abierta más importantes de México como son Televisa y Grupo Imagen, en los espacios informativos que conduce Esteban Arce y ahora además, ese contenido se difunde en su propia página web, su canal de YouTube, y ampliamente en las redes sociales con la intención de despertar y exaltar el orgullo por la identidad nacional.

Es colaborador del periódico español Gaceta.es que es uno de los más influyentes de aquél país.

Es el representante en México de Infovaticana que es uno de los sitios web más seguidos e influyentes a nivel mundial sobre temas relacionados con la Iglesia Católica.

Conduce el programa México para Iberoamérica del canal de TV argentino TLV1.

Es colaborador y el representante en México del Consorcio de Medios español Grupo Intereconomía.

Es el representante en México del canal de tv colombiano Tele Amiga.

Compartir:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!