Don Juan Caballero y Ocio

Compartir:

Por Miguel Salinas Chávez y Graciela Cruz Hernández.

Sacerdote, patrono y benefactor

La ciudad de Querétaro adornada con bellos templos y construcciones religiosas que forman parte de su belleza, fue cuna de quien tendría que ver con muchas de estas mismas, el año de 1644 nació don Juan Caballero y Ocio. Realizó los estudios de las primeras letras en Querétaro, en el seno familiar, dentro de los lineamientos de la fe y la devoción, como era usual en muchas familias criollas de la Nueva España. Después a los 13 años, en 1657, llegó a la ciudad de México para continuar su formación en el Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo y en la Universidad, logrando obtener un alto nivel cultural. Una vez terminados los estudios, Juan regresó a su ciudad natal, por entonces ya tenía el grado de capitán. Antes de ser ordenado sacerdote fue primer alguacil mayor de la ciudad de Querétaro.

Él era descendiente de familia de ganaderos y poseedor de una cuantiosa fortuna, misma que aprovechó una vez ya ordenado sacerdote, haciendo muchas edificaciones en Querétaro y en México, Don Juan Caballero, donó una muy importante cantidad de su fortuna a los pobres.

Fue comisario de corte de la Inquisición, patrono y tres veces benemérito prefecto de la congregación queretana de Guadalupe. Costeó la iglesia de Guadalupe en Querétaro y no solo en la construcción sino que la adornó con valiosas decoraciones, vasos sagrados y ornamentos.

Mandó edificar desde los cimientos la iglesia y convento del Carmen, asimismo la iglesia y convento de los jesuitas, con claustros, aposentos y cuanto era necesario; fundó el colegio de San Javier dotándolo de sus cátedras y de doce becas, para cuya perpetuidad donó una hacienda de ovejas con más de veinte mil de ellas, con agostaderos y los útiles necesarios.

Amplió la iglesia de Santa Cruz, haciéndole un crucero y camarín, También mandó edificar desde sus cimientos la iglesia de San Pedro y San Pablo. Para algunas de estas obras como la capilla de Nuestra Señora de Loreto, donó las alhajas que habían pertenecido a su madre valuadas en ciento cuatro mil pesos, cantidad muy significativa de aquella época.

En el convento de San Francisco intervino para su construcción de las capillas de la Santa Casa de Loreto y la del Santo Cristo de San Benito.

Los religiosos franciscanos descalzos establecieron en 1613 un convento en Querétaro bajo la advocación de san Antonio de Padua; dos años más tarde iniciaron la construcción de un templo y un convento muy sencillos pero a finales del siglo XVII y principios del XVIII, Juan Caballero y Ocio intervino para levantar a sus expensas una nueva iglesia, a la que dotó de retablos y de todo lo necesario para el culto. Su interés por esta obra lo llevó a dejarle en herencia un relicario de su propio oratorio, esta fue su orden: «Mando que el relicario que tengo en mi oratorio grande con un sol de plata dorado de que está guarnecido, se dé al Convento de San Antonio de Religiosos Descalzos de Querétaro, para que sirva de baldaquín al Santísimo Sacramento»

Fundó el convento de Capuchinas y fomentó el de santa Rosa. Mandó hacer la primera enfermería del convento grande de San Francisco y la habilitó dos veces de todo lo necesario.

Adornó todas las iglesias antes mencionadas con lámparas, con ornamentos y con cuanto necesitaban. Donó cincuenta mil pesos para repartir cincuenta semanarios en limosnas y dio dote a más de doscientas doncellas que así lo necesitaban. Fundó decenas de capellanías para clérigos pobres. Repartía mensualmente cientos de pesos para misas en los conventos y para repartir entre los pobres.

Tenía la costumbre cada 2 de diciembre desde su casa, repartir ropa para hombres y mujeres, incluyendo sombreros y zapatos y mandaba repartir mil pesos a los enfermos de los hospitales y de la ciudad. Los forasteros no eran ajenos a esa caridad pues a ellos si carecían de recursos también les ayudaba para que pudieran llegar a sus destinos. A los médicos y confesores les encargaba que por escrito le avisaran de las necesidades de los enfermos para poder socorrerlos prontamente. Todo esto anterior lo hizo en su ciudad natal Querétaro y muchas de las edificaciones que él mandó construir aún se pueden apreciar hoy día.

Fuera de su ciudad natal también hizo grandes obras, en México levantó de nuevo la iglesia de Santa Clara, dio mil pesos para la portada del Oratorio de San Felipe Neri, al cual también proveyó de ocho mil pesos para pan y seis carneros mensuales, esto mientras vivió.

Ayudó a la construcción del colegio de Belén, socorrió a las alumnas y por espacio de treinta años les dio ocho carneros mensuales para sus alimentos. Gastó más de sesenta mil pesos para renovar el noviciado de jesuitas en Tepozotlán.

Concluyó la iglesia de Santo Domingo de Guadalajara, ayudó económica y materialmente a los jesuitas mexicanos para la misión de california. Fundó en Logroño España, una capilla. A muchas monjas tanto de Querétaro como de la ciudad de México les otorgó también su ayuda. Fue tan prodigo en la caridad y ayuda, que no se pudo nunca saber la suma total de las ayudas otorgadas a tantas obras. Don Juan Caballero y Ocio en medio de la opulenta fortuna que Dios le concedió tener, tuvo una humildad tal que rechazaba títulos como el de “Adelantado de California” que le envió el rey de España y que iba con una carta autografiada; también rehusó dos obispados en España.

Cada año hacía un nuevo testamento cumpliendo en ese lo que en el anterior se había dispuesto, repartiendo caridades, y haciendo fundaciones entre otras obras.

En el año 1699 repartió y dejó en herencia para el seguimiento de sus obras todos sus bienes, conservando para él sólo lo mínimo necesario y un crucifijo, así vivió en total austeridad y modestia ocho años más hasta el día de su muerte acaecida el 11 de abril de 1707 a los 63 años de edad. Dios tuvo a bien llevar a su presencia a este insigne benefactor queretano quien desprendiéndose de su fortuna terrena supo atesorar un tesoro incalculable e inagotable en el cielo.

Fuentes:

Sobre el autor:

Website | + posts

Nació en la Ciudad de México En 1975.

Analista político desde hace más de 23 años, ha dado asesorías estratégicas a la iniciativa privada, a las fuerzas armadas, partidos políticos, a la Iglesia y a representaciones diplomáticas.

Ha impartido cursos de religión, historia, apreciación e historia del arte, geoestratégia y política, crecimiento personal y espiritual, entre otros temas en diversas ciudades de México.

Ha escrito más de 400 artículos sobre una amplia gama de temas como: historia, economía, política, defensa de la vida, escatología, religión, arte, ciencia, tecnología, nuevo orden mundial y revisionismo entre otros temas que han sido publicados en revistas y sitios de internet de México y otros países de habla hispana de América y Europa.

Fundó hace cinco años el Boletín de Información e Inteligencia Estratégica (BIIE) que es una publicación internacional calificada como uno de los mejores y más especializados medios de inteligencia, que se publica quincenalmente, y además produce videos de conferencias, entrevistas e informes especiales con sus corresponsales de diversas partes del mundo.

Participó como ponente junto con expertos de todo el mundo en el primer Congreso Internacional Identitario en mayo de 2015 en Guadalajara, Jalisco, México.

En febrero de 2016 publicó su primer libro Iglesia Perseguida Iglesia Verdadera que fue prologado por el Doctor en Teología y Doctor en Humanidades José Alberto Villasana.

Por invitación e iniciativa de Esteban Arce, uno de los comunicadores más importantes e influyentes de México, Miguel Salinas Chávez fundó en marzo de 2017 Orgullo e Identidad Nacional Mexicana (OEINM) que es una productora de contenidos audiovisuales para crear material identitario nacionalista de México, el cual originalmente se difundió a través de los medios de comunicación abierta más importantes de México como son Televisa y Grupo Imagen, en los espacios informativos que conduce Esteban Arce y ahora además, ese contenido se difunde en su propia página web, su canal de YouTube, y ampliamente en las redes sociales con la intención de despertar y exaltar el orgullo por la identidad nacional.

Es colaborador del periódico español Gaceta.es que es uno de los más influyentes de aquél país.

Es el representante en México de Infovaticana que es uno de los sitios web más seguidos e influyentes a nivel mundial sobre temas relacionados con la Iglesia Católica.

Conduce el programa México para Iberoamérica del canal de TV argentino TLV1.

Es colaborador y el representante en México del Consorcio de Medios español Grupo Intereconomía.

Es el representante en México del canal de tv colombiano Tele Amiga.

Compartir:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!